El Ébola ya importa en el mundo.

El Ébola es una enfermedad terminal que existe desde hace mucho tiempo, pero a la cual no se le ha empezado a dar un poco de atención hasta que ha afectado a la sociedad occidental..

Al igual que muchas otras enfermedades del planeta no pueden estudiarse ni tratar de obtener una cura, debido al gran coste que supone y a los pocos recursos que existen. Pero el problema que realmente hay en el mundo es tal que las cosas empiezan a tener importancia cuando afecta al primer mundo. Como es el caso de la enfermedad del Ébola, que hasta que el virus no ha infectado a una persona en otro lugar fuera de África y que no perteneciese al tercer mundo, como en este caso, España, no se le ha dado la importancia que realmente tiene. Parece ser, que con la infección de una enfermera en territorio europeo y por lo tanto en el primer mundo, se ha dado la alarma en todo el planeta. Y, por lo tanto, se ha llevado a cabo un protocolo de emergencia en todos los países, se han reforzado los métodos de protección a la hora de cuidar a los pacientes infectados y de controlar el desplazamiento de personas de África a otro continente. Pero lo más grave de todo es que la comunidad científica se ha puesto a investigar y a trabajar, ahora que ha ocurrido esto, para encontrar una vacuna para dicha enfermedad, teniendo en cuenta que mucho tiempo atrás estaba afectando al territorio africano y a la cual no se le estaba dando tanta importancia.

Porque, la realidad, es que los lideres de los países desarrollados, se despreocupan del tercer mundo y eso, es una injusticia ya que ellos no disponen de los recursos ni el capital necesario para combatir esta enfermedad y muchos otros problemas que tienen los países pobres. Y por lo tanto vengo a denunciar que esta situación no puede seguir así ya que todas las personas del mundo tienen unos derechos humanos inalienables los cuales actualmente se están incumpliendo en dichos lugares y no hacen nada para solucionarlo. Y como es en este caso, para ayudar a luchar contra la enfermedad del Ébola.

El comportamiento y el respeto en los centros de enseñanza.

El comportamiento y el respeto en los centros de enseñanza es un tema de debate que está surgiendo en las últimas décadas, debido a que actualmente no se imparte una enseñanza tan estricta y con tanta disciplina como hace treinta o cuarenta años. Esta circunstancia provoca que el alumnado haya obtenido una cierta libertad que antiguamente no se tenía. Por un lado es bueno ya que no se puede utilizar cierta “violencia” que se impartía para que hubiese un comportamiento exquisito por parte de los alumnos en las aulas, pero por otro lado ha hecho que más de uno se comporte como un impresentable y no permita dar una enseñanza como es debida por parte del profesor a sus compañeros de clase. Esta situación nos lleva al dilema en el cual se discute si la disciplina, que se basa en el buen comportamiento y el respeto, se debe impartir en los centros escolares por parte de los profesores, o por el contrario debe ser impartida en casa por los padres o tutores correspondientes. En mi opinión, el comportamiento y el respeto vienen ligados con la educación, y la tarea de inculcar estas tres importantes características a los jóvenes de hoy en día tiene que ser desde que nacen, es decir, por parte de quien les cría. Por lo tanto su mal comportamiento en las aulas, no es culpa de los profesores, ya que su labor es enseñar conocimientos y no educar a sus alumnos, sino que es culpa de su familia o quienes les hayan criado, por no enseñarles lo que es el respeto ni la educación desde pequeños. Teniendo en cuenta que si todos los alumnos tuviesen estas bases, sería muy sencillo tener un buen comportamiento y que en las aulas haya un buen clima de estudio y de atención. Por eso, siempre y ante todo hay que tener respeto y educación hacia los demás, porque si no, no se llega a nada en esta vida.